Lo ha entendido usted perfectamente

sábado, febrero 11, 2006

Caricaturas de Mahoma

Menuda la que se ha montado con esto. Cuando se ha escrito ya tanto sobre un tema, uno se plantea si lo que uno puede decir realmente aporta algo nuevo. Ya saben, la entropía crece en el universo y todo eso. Pero... ¿a alguien le importa? Así que, ya que he dedicado tiempo de proceso de mis neuronas al tema, he decidido plasmarlo. Y, francamente, me parece que de aquí se pueden extraer reflexiones interesantes sobre los derechos y las libertades.

La libertad de expresión es uno de los pilares de las democracias. Eso no quiere decir que uno pueda decir todo-todo-todo lo que le dé la gana; por ejemplo, cagarse en la puta madre de alguien no entra dentro de la libertad de expresión, y cagarse en la puta madre de, por ejemplo, un dios, pues tampoco. Esto último se basa en que el sentimiento religioso es algo muy íntimo de las personas, y si no se respetase resultaría muy difícil la convivencia entre las diferentes religiones. Suena razonable, ¿no?
Cosas que sí entran dentro de la libertad de expresión son la crítica, la parodia, y, de toda la vida, los dibujos satíricos y caricaturas. Ejemplos de dibujos satíricos relativos a personajes públicos y a religiones (sobre todo las cristianas) las hay todos los días en los medios de comunicación. Como ejemplos rápidos se me ocurren "El jueves", "South Park", e incluso ARCO. Por supuesto, puede llegar un punto en que los dibujos satíricos lleguen a traspasar ciertos límites. Dónde están esos límites es bastante delicado. La crítica feroz es válida, pero la "incitación al odio" no lo es. No me extenderé en el tema. Quizás otro día, en otra entrada...
A diferencia de una dictadura, parafraseando a Jardier Poncela, en una democracia cuando algo no está prohibido, no significa que sea obligatorio. Que exista libertad de expresión no significa que el ideal es que todo el mundo critique permanentemente de manera cruel a todo aquel que no está de acuerdo con él. De hecho, la democracia se basa también en los acuerdos, en la convivencia. El ideal de la democracia no es una sociedad en que los diferentes grupos se odien.
La libertad de expresión está ahí, pero para utilizarse de manera responsable.
El papel de los gobiernos democráticos es complicado. Deben defender la libertad de expresión, pero también deben ser receptivos y "empáticos" a la sensibilidad herida de los musulmanes. Está bien que los gobiernos lamenten si alguien se ha sentido ofendido ("a título personal", no como un "mea culpa"). Está bien que hagan un llamamiento a la prudencia a la hora de hacer caricaturas. Pero deben dejar claro que, si alguien se siente ofendido por las caricaturas, debe acudir a denunciarlo en un juzgado, el canal establecido en las democracias.
Hay que evitar irse a los extremos. Ni "Esto es libertad de expresión, si te ofendes te aguantas", ni "Por favor perdónennos por tener libertad de expresión, no lo volveremos a hacer".
Algunos dicen que para defender la libertad de expresión lo que hay que hacer es publicar las caricaturas en todos los periódicos. No estoy de acuerdo. La libertad de expresión ya existe. Yo creo que un buen objetivo sería intentar hacer llegar la democracia hacia los países musulmanes que no son democráticos. ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo? ¿Enseñándoles de la manera dura lo que es la libertad de expresión (te molesta, pues toma dos tazas)? ¿O siendo sensibles hacia sus creencias, y buscando caminos de entendimiento? Para el crecimiento de la democracia siempre es más eficaz el diálogo que la mano dura.

¿Por qué se ha producido todo esto? Yo creo que a los dos extremos esta situación les viene genial, y son los que la han alimentado. Los extremistas islámicos, para que crezca el odio a lo occidental y a la democracia, y a los extremistas, digamos, "occidentales", porque utilizan ese odio y violencia para defender la imposibilidad del diálogo con ellos, y propugnar un enfoque puramente militar y policial.

9 Comments:

  • Infiel, tu, tu, tu inombrable hijo de la democracia... lo has expresado muy bien.

    Voy a a hacer una viñeta crítica y ofensiva de Roger Zelazny.

    Enga, un saludo.

    By Anonymous Anónimo, at 6:33 p. m.  

  • Los puntos sobre las íes. Fantástico post...
    :)

    By Blogger Estefanía, at 2:29 p. m.  

  • Excelente finta de lo politicamente correcto.

    Una vez analizado juiciosa / objetivamente el panorama ¿Alguna sugerencia?

    sara m.

    By Anonymous Anónimo, at 9:45 a. m.  

  • Bueno, yo veo aquí varios temas.
    Por un lado ¿porqué un hecho ocurrido hace 4 meses, interesa removerlo ahora?
    ¿Quién o qué está detrás de la cultura del MIEDO? Y ¿porqué ese interés en azuzar los radicalismos? A mí solo se me ocurre una cosa que es.........Miedo....Crispación..... Odio.....Guerra entre los pueblos.
    y ¿Quién se beneficia de estos lamentables hechos en el mundo? Creo que deberíamos hacer un exámen de conciencia (de Occidente a Oriente) y dárnos cuenta que nos están manipulando (que cada cual piense el origen del asunto)....armas? guerras? beneficios? Poder.
    Porqué no nos rebelamos contra esa cultura del miedo (incl.medios de comunicación) y entre todos, fomentamos lo contrario, es decir, el entendimiento, la empatía, la Paz.

    By Anonymous Anónimo, at 2:14 p. m.  

  • (Roger Zelazny vilipendiado por mi culpa ¡O vergüenza y oprobio!)

    Sara m.: no pretendo ser "políticamente correcto" (otra cosa es que los políticamente correctos a veces coincidan conmigo... :) ). Las sugerencias son:
    - Para los gobiernos, los puntos importantes serían: mantenerse firmes con respecto a la libertad de expresión, evitar los enfrentamientos estériles y facilitar el diálogo. Para ello ayudarían cosas como: decir que lamentan si alguien se ha sentido ofendido, pero recordándoles que si consideran que las caricaturas van más allá de lo admisible, tienen a su disposición los tribunales; evitar liarse en polémicas; hacer un llamamiento discreto a la prudencia a la hora de publicar caricaturas; dialogar con quien quiera dialogar (y aprovechar a explicarle en qué consiste la libertad de expresión).
    - Los medios de comunicación: no publicar las caricaturas ni otras similares por el momento, no porque no tengan derecho sino porque no contribuyen a nada positivo ahora mismo. No echar más leña al fuego. La idea es atraer a los países musulmanes hacia la democracia con comprensión y haciendola atractiva, no a base de palo y tentetieso. Aunque claro, quizás esto no venda más ejemplares.
    - Los demás: sentirnos orgullosos de nuestra libertad de expresión, y ser comprensivos con aquellos que viven en países donde no la hay, y que por eso no la entienden.

    Y... usuario anónimo #3: desde luego hay unos cuantos desde ambos lados que se frotan las manos con todo esto. Esos para los que cuanto peor, mejor.

    Gracias por vuestra contribución.

    By Blogger el que piensa raro, at 11:24 p. m.  

  • A propósito de tu post, se me ocurre que en realidad el gran "defecto" o virtud de la democracia es que en ella cabe hasta la defensa de los valores anti-democrácticos... y esto produce situaciones paradójicas e incoherencias. A parte, ¿quien dice que la democracia -según como están planteadas- sea siempre la mejor forma de gobierno? Por otro lado, creo que hay una gran diferencia entre tolerar que alguien exprese lo que le de la gana y respetar los valores que alguien ensalza expresándose de esa forma... Yo tolero que alguien exprese valores que no comparto, pero desde luego esos valores no los respeto, porque no son mis valores, y si están en contra de mi ética intentaré luchar (ideológicamente) contra ellos, pero jamás impidiendo que se exprese. Pregunta: ¿dónde se pone el límite para saber lo que es 'caricaturizable'/ sobre lo que se puede hacer humor y lo que no... ? ¿Sobre creencias íntimas y personales no se puede hacer humor? ¿Y si resulta que yo creo en el caracter sagrado de Pikatchu? A lo mejor llega un punto en el que no podremos hablar libremente sobre nada porque siempre habrá a alguien que le moleste...

    By Blogger Nobody's perfect, at 4:00 p. m.  

  • Yo creo que una democracia "bien montada", con todas sus cositas y complementos es la mejor forma de gobierno. Y no es tan sencillo encontrar todos los complementos necesarios... Eso sí, que no nos vendan pseudodemocracias, dictablandas y repúblicas bananeras como democracias porque entonces la liamos.
    Desde luego, creo que la idea es que cada uno pueda expresar sus ideas libremente, pero luego cada uno luche por las suyas dentro de la reglas democráticas.¡Es perfecto!
    Y sobre dónde poner los límites a la libertad de expresión... Es difícil. Ya existen, con respecto a la difamación, con respecto a promover el odio, o promover delitos o el terrorismo. Con respecto a las creencias personales, yo creo que más bien el límite se pone con respecto a las creencias religiosas, porque pueden ser creencias muy íntimas, en muchos casos las más profundas dentro de la persona. Por ejemplo, a un creyente puede resultarle más doloroso que se caguen en su Dios que en su padre. Si cagarme en el padre de alguien está sancionado entonces lo otro...
    Encontrar el punto justo es delicado. Eso sí, yo pienso que casi todo debería ser caricaturizable, y se tiene que poder opinar sobre cualquier cosa, siempre.

    He buscado Dios Pikachu por internés y he encontrado poca cosa. No te preocupes, la religión Jedi también estuvo en ese punto cuando se inició. Ánimo, el horizonte es infinito :-)

    By Blogger el que piensa raro, at 9:40 p. m.  

  • Estoy muy de acuerdo. La libertad de expresión es limitada: por ejemplo, no se puede (ni se debe) incitar a la violencia.
    Se puede añadir que los musulmanes nunca insultan a Jesucristo y que, además, los medios de comunicación tienen gran culpa. Hay libros en que se insulta a Mahoma y a Alá mismo y, como no los ha leído casi nadie, no provocan disturbios ni muertes. Publicitar algo que va a causar pérdida de vidas no es ético.

    By Blogger Enrique Gallud Jardiel, at 10:54 a. m.  

  • Basta ya de dar concesiones a el mundo musulman.
    Respecto a ciertas decisiones que van en contra de creencias y religiones, se alega que un gobierno laico no debe tomar en consideración ciertas exigencias de minorías religiosas.
    ¿No deberiamos dar un paso más? No es cuestión de que lo dicte una religión o no; si no de que los hechos o necesidades que se reivindican sean lícitos.
    ¿Si todos lo maltratadores de mujeres fundan una religión debemos respetar sus derechos a dar palizas? Entonces por que respetamos el que quieran que adaptemos nuestras escuelas, piscinas, periodicos, etc a sus creencias si no estamos de acuerdo.

    By Anonymous Debería estar currando..., at 1:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home