Lo ha entendido usted perfectamente

domingo, noviembre 20, 2005

Gran hermano (pero de los malos) de los coches

En Gran Bretaña hay un magnífico plan (en inglés) para poner un montón de cámaras más (digo más porque ya es el país del mundo con más cámaras por metro cuadrado) para grabar los coches que van por las carreteras, registrando sus matrículas, y crear la madre de todas las bases de datos. 50 milloncejos de coches al día.
El objetivo primero es controlar la velocidad de los vehículos (se supone que multando a los que superen los límtes), para luego utilizarlo para controlar otros crímenes. Para eso, ¿qué mejor que guardar los datos durante dos añitos?
Conozco mucha gente que está encantada de este tipo de tecnologías. Quien se preocupe por estos temas será por que tienen algo que ocultar, dicen. Yo cumplo la ley, y por ello no me afectan estas iniciativas, continúan. Y seguro que sirve para ayudar contra el terrorismo, rematan.
Pues no es cierto, este tipo de cosas me parecen malísimas ideas. Los gobiernos deben evitar os crímenes, pero no a costa de controlar a todos los ciudadanos. ¿Por qué? Primero, porque en las autoridades, y en las fuerzas de seguridad, como en el resto de la sociedad, hay gente buena y no tan buena, y se pueden producir abusos; por ello son imprescindibles los controles, tales como los judiciales: ¿quién vigila al vigilante? Segundo, porque este tipo de instrumentos pueden ser herramientas terroríficas para gobiernos totalitarios, o para gobiernos inicialmente democráticos que derivan en totalitarios.
¿Paranoia? Pues realmente no. De lo que estoy hablando es de controles básicos de la democracia que no son nuevos, sino que existen desde sus inicios, y que han sido probados (o sea que funcionan). Como la separación de poderes, el respeto de las minorías, ... ¿Os suenan?
Pero ahora con el tema del terrorismo parece que muchos gobiernos han encontrado la excusa perfecta para arrasar con todo esto. Me parece realmente muy triste. Y peligroso.

Otro tema: como se ha visto, el tema de los CD de Sony ha producido un buen ruido. Retirada de los álbumes afectados del mercado, gusanos que se aprovechan del agujero, gente que lo utiliza para hacer trampas en World of Warcraft, etc.
¿Y por qué tengo la impresión de que al final esto no va a servir para que nadie aprenda nada positivo al respecto? ¿Pesimismo, fatalismo?